Fundación Sindical Ateneo 1º Mayo

Fundación Sindical Ateneo 1º Mayo
Cursos y talleres en línea

viernes 20 de noviembre de 2020

¡Que se conozca a Largo Caballero!

La vida sin vuestra memoria sería una segunda muerte…

Con este verso de la poeta Marian Giménez, vecina de Tetuán, arrancaba el pasadojueves la tertulia de autor "Indio Juan" en sesión de "matinéé" -y a través de la aplicación zoom, por aquello de la pandemia- . También con este verso se inicia el libro "Largo Caballero. ¡No pasarán!",que la poeta ha escrito a cuatro manos con el historiador Antonio Ortiz.
 
Seguro que Francisco Largo Caballero estaría muy satisfecho de que un libro sobre su vida, en el que se fusiona historia y poesía, sirviera para financiar campañas solidarias en su viejo barrio de Tetuán. Y es que esta obra que acaba de ver la luz se puede adquirir (calle Berruguete, 6, entre las 5 y las nueve de la tarde) a cambio de garbanzos, lentejas, judías… por comida que se repartirá en la Casa de Tetuán. También se puede adquirir el PDF, incluso gratuitamente, aunque nunca está de más algo de alimento no perecedero, solicitándolo a través del correo electrónico de la asociación: casavecinaltetuan@gmail.com .
 
Aclaró Antonio Ortiz que ha sido la casualidad, o vaya usted a saber si el destino, que el libro haya visto la luz a los pocos días de estallar el escándalo promovido por el Ayuntamiento de la capital, que a rebufo de Vox ha decidido borrar de la memoria de la ciudad los nombres de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto del callejero de Madrid. Y no sólo eso, también la placa que recuerda la casa en que vivió Largo Caballero en la plaza de Chamberí, posteriormente destrozada en los almacenes del Consistorio.
 
El historiador de Tetuán recordaba que el relato empezó a nacere hace veinte años, que cada vez que surgía una historia de la historia de Tetuán relevante, aparecía el nombre de Largo Caballero: con la huelga de 1917, con la de 1934, con el advenimiento de la República…, incluso con el primer Primero de Mayo que se celebró en Tetuán, "seguramente porque a Largo Caballero le pillaba cerca de casa", explicaba Antonio Ortiz entre risas.
 
Se refería Marian Giménez, en esa fusión de historia y poesía, a Largo Caballero como un tipo "honesto, íntegro, muy preocupado por los barrios". Esos barrios "olvidados" entonces y hoy; en los que se convive con una pobreza casi normalizada, con el hambre. Y explicaba "la conmoción" que sentía "al recrear ese Madrid de la resistencia". Una resistencia que se mantiene en el presente porque como proclamaba Antonio Ortiz, "la retirada de la calle Francisco Largo Caballero y su placa es una agresión a nuestros barrios".
 
Efectivamente, Largo Caballero debió ser una persona muy especial, y escribir sobre él "es escribir de Tetuán. Fue una persona muy cercana, masivamente votado por el pueblo de Cuatro Caminos y que pocas veces se cuenta el atentado falangista que padeció su casa de Chamberí", recordaba Ortíz. Entre las anécdotas de la vida del líder socialista era de destacar el día en que al tomar un tranvía se encontró con una masa de gente arremolinada a la altura de Francos Rodríguez. Lo que estaba sucediendo era un desahucio. Y claro, con su autoridad, Largo Caballero lo impidió.
 
"El chico del carpintero" o "el estuquista", sobrenombres con el que se conocía por Tetuán a Largo Caballero según contó Javier López, a la sazón conductor de la tertulia, tuvo una vida "de película. Una vida apasionante y de aventura". Y en estos días de "vender" desde el Consistorio un Madrid que se fusiona con el bosque, nos recordó que el político y sindicalista fue también muy activo en la plantación de los 10.000 árboles de la Dehesa de la Villa.
 
Antonio Ortiz, poniendo colofón a un encuentro que reunió a una quincena de personas, insistió: "¡Lo que queremos es que se conozca a Largo Caballero…!, aunque sea a cambio de una bolsa de lentejas". Y concluyen estas líneas con un último verso de Marian Giménez,
 
 "…sois la resistencia, la resistencia histórica de Madrid".
 
Alfonso Roldán
 

¡Que se conozca a Largo Caballero!

viernes 20 de noviembre de 2020