Fundación Sindical Ateneo 1º Mayo

Fundación Sindical Ateneo 1º Mayo
Cursos y talleres en línea

viernes 27 de noviembre de 2020

200 años después, Engels tiene validez

"Federico Engels fue es uno de los pensadores más atractivos del siglo XX. Profundo por derecho propio y con una visión múltiple de la realidad, escribió sobre todo: feminismo, darwinismo… Aunque sin duda, por lo que es más conocido es por ser cofundador del pensamiento comunista". De esta forma se refería May Sánchez Seseña al protagonista de la última tertulia de autor "Indio Juan" que ha tenido lugar en este terrible 2020. Sánchez Seseña es politóloga, antropóloga y actualmente asesora al Grupo Parlamentario de Unidas Podemos. Fue ella quien condujo la tertulia, que contó con la presencia de Carlos Berzosa, catedrático de Economía, "referente y pionero con multitud de textos", tal como avanzó la conductora del acto.
 
En estos tiempos de cuarentenas el destino quiso que cuarenta personas se reunieran a través de la aplicación zoom en torno a sus ordenadores o dispositivos móviles para seguir la pedagógica intervención de Carlos Berzosa, que realizó un magnífico semblante de la vida y la obra de Federico Engels, especialmente centrada en "La situación de la clase obrera en Inglaterra".
 
La cuestión es que desde la Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo no se quería olvidar el 200 aniversario del nacimiento de Federico Engels, una conmemoración que está pasando desapercibida, como consecuencia de estos tiempos raros que estamos viviendo y "por ser considerado un autor menor", como explicó Berzosa.
 
El catedrático de Economía resumió en cuatro pilares la relación de Engels con Marx: el camino de ambos que termina confluyendo; la colaboración conjunta; la lealtad de Engels hacia Marx y el compromiso político.
 
Marx descubrió a Engels en 1834 a través de un artículo titulado "Crítica de la economía". De hecho, a juicio de Berzosa, "Marx se acercó a la economía gracias a Engels" y gracias a él entiende que "el problema" está en la economía. Fue Engels quien animó a Marx economía, "lo cual resulta muy destacable".
 
Respecto a la colaboración conjunta de ambos pensadores, ésta tardó en llegar pues "aunque ambos eran de buenas familias" vivían circunstancias separadas. Por ejemplo, la familia de Marx era judía, mientras que la de Engels era protestante (pietista). También llamó la atención Carlos Berzosa respecto al abandono de los estudios de Engels por recomendación del padre, para que se centrara en el peritaje mercantil ya que era propietario de una importante fábrica textil en Manchester. Posteriormente, de ese peritaje surgiría el interés por la economía y su contacto en la Universidad de Berlín con los "jóvenes hegelianos de izquierda". Con este grupo previamente había contactado Marx, que ya estaba seducido por la filosofía de Hegel. De cualquier forma, la pareja no comienza a entenderse y a colaborar conjuntamente hasta la redacción de "La sagrada familia" y "El Manifiesto comunista". Fueron tiempos convulsos con las revoluciones de 1848. Marx escribía en "La Gaceta Renana" y muchos artículos se estamparon con la firma de ambos pensadores.
 
En tercer lugar quiso destacar Berzosa la lealtad de Engels hacia Marx, "en ningún momento disputa ser el primero porque sabe que es el primer violín". Así, Engels será el apoyo moral de Marx, a quien animaba a no abandonar la escritura de "El Capital"; pero tampoco es desdeñable el apoyo económico. De hecho, Engels mantenía económicamente a Marx para que pudiera permanecer días y días estudiando en la biblioteca. Está lealtad fue más allá de la muerte, pues Engels se convertiría en el albacea del legado de Marx, finalizando incluso la transcripción de los últimos tomos de "El Capital".
 
Por último, Carlos Berzosa se refirió al compromiso político de ambos pensadores, que redactaron el "Manifiesto del Partido Comunista" y "supieron combinar el estudio con la acción". En este punto, Berzosa, como buen profesor insistió en que "hay que estudiar para conocer el mundo".
 
Una influencia evidente
 
Carlos Berzosa destaca en la obra de Engels "La situación de la clase obrera en Inglaterra", quien acuña el término "Revolución Industrial". Esta supone muchas mejoras y cambios, pero también la polarización entre burguesía y proletariado, así como la concentración espacial de los trabajadores en torno a los centros fabriles. Engels se horrorizará por esta concentración donde se sobrevive con salarios de subsistencia. Se refiere Engels a "los barrios feos", que también en línea con Charles Dickens, relata los horrores que allí ve, como la mortalidad infantil.
 
Los análisis que realiza Engels en "La situación de la clase obrera en Inglaterra" son desarrollados posteriormente por Marx, a quien deja todo el campo libre. De hecho, treinta años después de su publicación realiza una nueva introducción en la que viene a explicar que Marx  ha escrito muy bien lo relativo a la clase obrera en el primer tomo de "El Capital", por lo que no es necesario que él añada nada más.
 
Ante ciertas críticas a Engels por su desconocimiento de la clase obrera, Carlos Berzosa argumentó lo contrario en base a la obra del historiador Eric Hobswan. A su juicio, Engels conocía a la clase trabajadora por trabajar en su fabrica; en segundo lugar, porque su pareja fue una trabajadora, así como el entorno de esta. En tercer lugar, Engels estudiaba multitud de informes de fábricas.
 
Sí reconocería Engels, según Berzosa, que "la clase trabajadora puede mejorar, que puede disminuir su miseria, pero no se puede acabar con ella porque el capitalismo no va a acabar con ella".
 
En la tertulia posterior, Berzosa explicaría que Engels sigue teniendo validez en la actualidad; que además de las revoluciones que se han hecho en su nombre y en el de Marx su influencia es evidente en el mundo teórico y también el práctico. Ya en primera persona, el catedrático de economía reconoció que él utiliza el enfoque y la capacidad de análisis de la obra de Engels.
 
Alfonso Roldán
 

200 años después, Engels tiene validez

viernes 27 de noviembre de 2020